Un morral para el camino…

Las Hermanas de la Comunidad de Bariloche recibieron a Madre Yvonne, y con el signo del “morral” y estas palabras, dieron inicio a su peregrinar por nuestras tierras:

Querida Madre Yvonne:   Bienvenida a nuestras tierras!

Te recibimos como “peregrina”, con el corazón abierto, para andar muchos kilómetros cerquita nuestro, respirando “aire de casa” como lo hicieron nuestras primeras hermanas, quienes   acuñaron el sueño que un día las viniera a visitar la Ma. Mazzarello. Hoy Estás con nosotras!

Vienes andando hacia lugares en los que entraras en contacto con lo sagrado,  los Santos Lugares que custodian las reliquias de Laura Vicuña, Ceferino Namuncurá, Artemides Zatti, y de tantas y tantos hermanas, y hermanos nuestros que nos precedieron en la fe y en la misión.

Caminar por las tierras que Dios ha elegido para plantar su “tienda” entre nosotros, es gracia, y deseamos juntas  alabar al Señor,

Qué alegría cuando me dijeron

Vamos a la casa del Señor.

Ya están pisando nuestros pies

Tus umbrales, Jerusalem…

Te regalamos este morral  para andar

20140414morralbariloche

Recibe este Morral bendito para tu camino, realizado puntada a puntada como se teje el camino con hombros de apoyo…se inicia la ruta con nudos y trenzas que se entrelazan, con dicha, risas, llantos, sueños, y mucha energía. Amor que enciende puntada a puntada el bello sendero de esta vida que tejemos juntas…

El morral es un saquito estrecho, siempre abierto por la boca, no atado con ligaduras.

El hecho de que sea un saquito estrecho significa que el “peregrino confiado en el Señor”, debe llevar consigo una pequeña y módica despensa. El peregrino debe acompañar el camino con oración, ayuno, penitencia y trabajo. El hecho que no tenga ataduras, sino que esté abierto por la boca significa que el peregrino debe repartir sus propiedades a los pobres y por ello debe estar preparado para dar y recibir.

Bendecimos los días que estarás entre nosotras, tu vida entregada y nuestra disponibilidad a los susurros del Espíritu para dar luminosidad a nuestra vida, en la fuerza revolucionaria de la ternura y del afecto.

Te queremos mucho, y te deseamos que disfrutes con nosotros el viento del Espíritu!

2 comentarios sobre “Un morral para el camino…

Dejanos tu comentario, sugerencia o aporte