“Como Don Bosco, con los jóvenes, para los jóvenes”. Presentación del tema del Aguinaldo 2015

angelaguinaldoDecir Don Bosco es decir jóvenes. Casi no es concebible evocar la historia del Santo sin la compañía de los jóvenes. Don Rúa, su primer sucesor decía esto de él: “No dio un paso, ni pronunció palabra, ni acometió empresa que no tuviera por objeto la salvación de la juventud…”. Es con esta raíz y fuente que Don Ángel Fernández Artime, X Sucesor de Don Bosco, anunció el tema de su primer Aguinaldo, el del Bicentenario del nacimiento del Fundador, que va directo al corazón de la misión: “Como Don Bosco, con los jóvenes, para los jóvenes”.

El Aguinaldo, una vez más es ofrecido por el Rector Mayor como sucesor de Don Bosco y luego como padre de toda la Familia Salesiana que, aun en la distinción y la diversidad de los grupos, es un incentivo más para conocer y vivir con un objetivo común, que es la puesta en común de la misión salesiana al servicio de los jóvenes, especialmente los más pobres.

La comunión de la Familia Salesiana no es un fin en sí mismo, ni se debe consumar al interno, sino que debe ser un don en la Iglesia: el carisma salesiano es un don para toda la Iglesia, al igual que todos los carismas ofrecidos por el Espíritu Santo para la misión evangelizadora, así citado por el Papa Francisco en la Evangelii Gaudium.

Don Fernández Artime no se olvida de hacer memoria de la fuente del dinamismo apostólico que apoyó a Don Bosco y que debe sostener a cada miembro de la Familia Salesiana: la caridad pastoral que tiene en el corazón de Jesús el modelo fundamental. En este icono encuentra referencia la acción educativa salesiana llamada a dejarse involucrar en la trama de Dios.

El Rector Mayor insiste en el dar atención y prioridad a los jóvenes, especialmente a los más pobres e invita a hacer propia con específico compromiso la llamada del Papa Francisco a tener en el corazón la periferia: “la periferia es constitutiva de nuestro ADN Salesiano”.

Valdocco y Mornese, con sus aspectos específicos, fueron periferia y hoy decir periferia significa identificar “la estrella polar en la navegación”, en cuanto a los últimos y los más pobres, reafirma Don Fernández Artime, son “lo específico de nuestro ADN como carisma salesiano”.

En este horizonte, teniendo en común el carisma educativo de Don Bosco, los miembros de la Familia Salesiana son testigos del amor de Dios y quieren ser un don para los jóvenes; pero deben estar igualmente convencidos de que, como afirma Don Juan Vecchi, los jóvenes pobres son en sí mismos un don que estimula a caminar y a superar los riesgos de la mediocridad, para ir más allá de sus propias seguridades, para permanecer abiertos al Espíritu Santo.

Sobre todas estas buenas intenciones, y para que los propósitos se hagan realidad, concluye el Rector Mayor anunciando el Aguinaldo para el 2015, no puede faltar la gracia y la bendición del Señor, con la intercesión maternal de María, “la más distinguida colaboradora del Espíritu Santo”.

Acceder al texto completo de la presentación del Aguinaldo haciendo clic aquí.

Fuente: www.infoans.org

Dejanos tu comentario, sugerencia o aporte