Pascua de nuestra Hermana misionera Sor María Álvarez

Querida Familia:

El sábado 11 de abril de 2015, vísperas del domingo de la Misericordia, en el Hospital Español de Bahía Blanca–Argentina, después de una vida rica de entrega y amor,  celebró su pascua nuestra querida Hermana misionera,

Sor Maria ALVAREZ

 

Nació en Baracaldo  (España)  el 25 de octubre de 1929

Profesó en Madrid (España) el 5 de agosto de 1953

Pertenecía a la Inspectoría Argentina “San Francisco Javier”

 

Primogénita de cinco hermanos, transcurrió su infancia y adolescencia en el seno de una familia rica de valores cristianos aunque pobre de recursos económicos, especialmente durante los años de la guerra civil española, años en que la Hna. María aseguraba haber sufrido el hambre.

La llegada de nuestras hermanas a Baracaldo le abrió un nuevo horizonte y comenzó a participar en el Oratorio y en las clases del curso Profesional donde aprendió a  bordar, arte que fue, según cuenta ella, su pasión de toda la vida. Le encantó la vida salesiana, la fraternidad y la alegría que reinaba en ese ambiente y allí maduró y se concretizó su vocación.

Todas las etapas de la formación inicial las vivió en Madrid y en 1953, después de su Profesión religiosa fue destinada a la Casa de San Sebastián como Maestra de labores y catequista.

Su vocación de servicio la motivó para hacer, después de 10 años, la petición misionera que fue aceptada inmediatamente por las Superioras. Viajó entonces a Turín y en el Instituto Pedagógico durante un año y medio se preparó para la misión-servicio que el Señor le tenía reservada en la Patagonia de los sueños de Don Bosco.

Llegó en noviembre de 1964 y después de unos meses de ambientación en la Casa Inspectorial, fue destinada a la nueva presencia que se abría en la ciudad de Neuquén. A partir de esa primera misión fueron muchos y variados los destinos misioneros para ella: San Carlos de Bariloche, General Roca, General Acha, Patagones, Bahía Blanca, María Auxiliadora y Sagrado Corazón, Pampa del Malleo, Junín de los Andes, Chos Malal donde también fue animadora de la Comunidad, General Conesa, Trelew, Rawson. En casi todas ellas su servicio fue el de ecónoma que realizó siempre con mucha generosidad y disponibilidad renunciando a menudo a otras actividades que eran más de su agrado y competencia.

Las Hermanas que compartieron con ella todos estos años subrayan su espíritu misionero de sacrificio, entrega, disponibilidad y servicio. Notable su actuación en la Misión de Pampa del Malleo, con los niños y adultos de la comunidad mapuche a los que atendía como ecónoma con mucha generosidad, proporcionando todo lo necesario para su sustento y estudio. También fue notoria su acción misionera en Rawson, con un grupo de jóvenes detenidos en la cárcel que visitaba a menudo y acompañaba y orientaba en un taller de confección de zapatillas que allí tenían.

De carácter más bien fuerte era sin embargo una salesiana muy alegre, entusiasta, siempre pronta para regalar su buen humor en los encuentros comunitarios. Le gustaba el teatro, la música, la danza; estaba siempre disponible para ayudar, prestar un servicio, salir al encuentro de una necesidad: el “Vado io” salesiano caracterizó toda su existencia hasta sus últimos días.

Los dos últimos años, necesitada de mayor atención por su salud delicada y por la pérdida  casi total de la vista, los transcurrió en la Casa Madre Mazzarello de Bahía Blanca. Siempre deseó no dar trabajo a sus hermanas y el Señor la complació: su muerte, precedida de sólo dos días de internación en el Hospital Español de la ciudad, fue para todos casi sorpresiva!

Gracias Hermana María por tu vida entregada con tanto amor y serena alegría! Confiamos en tu intercesión por todas las necesidades del Instituto y de esta Patagonia que tanto amaste y por la cual lo diste todo!

                                                                                  Hna. Marta Riccioli

                                                                                         Inspectora

One Comment

Dejanos tu comentario, sugerencia o aporte