Testimonio de Natalie Doummar (Voluntaria Vides Canadá)

Durante tres meses, en el 2015, la voluntaria del Vides Canadá, Natalie Doummar estuvo realizando su servicio en el Centro de Día “Laura Vicuña”,  de la ciudad de Bahía Blanca.  Nos ha hecho llegar unas líneas donde comparte su experiencia y sentir:

El año pasado, por tres meses, vivé y serví en Bahía Blanca al Centro de Día “Laura Vicuña.” Conocí a mucha gente: del barrio, de las iglesias, las familias, y especialmente los chicos del Centro. Aprendé cómo enseñar lecciónes en ingles (más o menos, jaja!), cómo manejar mi tiempo un poco mejor, y encima de todocómo amar.

Cuando cosas difíciles occuren en la vida, o si no hay amor, el corazón puede endurecerse. En su compasión, Jesús duele con nosotros en la pena. Y cuando sufrimos con otros, nos volvemos un poco más como Él. Recuerdo y sostengo cerca de mi corazón las palabras de Don Bosco: “Que los jóvenes no sean solamente amados, sino que se den cuenta de que se les ama.” Amor, que es de Dios, puede arreglar todo: el corazón roto puede ser reparar, el corazón duro puede comenzar a ablandarse.

Cuando alguien me pregunta que hice en Bahía, contesto que yo amé, nada más! Veo que mi corazón fue demasiado duro, y necesité la ayuda de los chicos para moldearme en una persona más bondadosa. Por eso y por mucho más, digo gracias. Gracias a los chicos por ser tan acogedor en su lugar; gracias a mi papa, mi mama y mi hermana por creer en mi que podría irme otro lado del mundo sola; gracias a todos los voluntarios del Centro de Día, de VIDES y del Carrito Chocolatero que siempre me incluyeron aunque podía hablar muy bien; y gracias a Dios y Madre María por la fé y la fuerza. Gracias!!

 Con amor, todo es posible!

Abrazo grande, a todos, Natalie.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para mayor información sobre el VIDES Bahía Blanca, pueden informarse a través del Facebook VIDES Argentina, o bien por e-mail a videsargentina@yahoo.com.ar

 

Dejanos tu comentario, sugerencia o aporte