Visita Canónica Hna. Mira Pece

Del 17 de febrero de 2017 hasta el 16 de mayo de 2017, recibimos en nuestra Inspectoría “San Francisco Javier” la visita de la Hna. Mira Pece, quien hace ya cuatro años también venía a nuestro encuentro.

Para ir haciendo memoria de quién es, y por qué nos visita, les compartimos parte del material que puede responder estas preguntas, elaborado por la página oficial de la Casa Generalicia de las Hijas de María Auxiliadora ( http://www.cgfmanet.org/ ).

¿Quién es la Hermana Mira Pece?

                            Hna. Mira Pece

La Hermana Marija Pece -a quien todos llaman Mira- procede de la Inspectoría eslovena-croata Santa María de Brezje.  Nació en 1958, en la ciudad de Novo Mesto (Eslovenia).  Ingresó al Instituto de las Hijas de María Auxiliadora en el año 1977.   Hizo su primer año de noviciado en Bled (Eslovenia) y el segundo, en Castelgandolfo (Italia), y su primera profesión en 1981, luego de la cual estuvo en Conegliano (Veneto, Italia) por dos años, animando el oratorio y el centro juvenil.  Durante el período de 1983 a 1988 vivió en Roma, Italia, estudiando en la Facultad Pontificia de Ciencias de la Educación Auxilium,  donde obtuvo la Licenciatura en Ciencias de la Educación, con especialización en Psicología.  Ya de regreso en su país, en el año 1988, fue asistente de aspirantes y postulantes, profesora de Psicología en el nivel secundario de los Salesianos y coordinadora del equipo inspectorial. Fue sido animadora de comunidad y consejera inspectorial.  Entre 1999 y 2005 fue provincial de la inspectoría Santa María de Brezje.   Integró las comisiones de la Conferencia de los Religiosos y Religiosas Korus, de la que también fue presidenta en el último año de su servicio como inspectora. En la diócesis local, fue miembro del consejo pastoral. En el año 2006 participó en el primer grupo del Proyecto Jerusalén, animando durante algunos años distintas tandas de ejercicios espirituales, entre ellas una para las inspectoras de la Conferencia Interinspectorial de Europa–Oriente Medio.  También fue  vicaria de la comunidad Sagrado Corazón de Bled y directora de del naciente centro de educación preventiva “Dominika”

El 28 de octubre de2008, durante la semana de  elecciones  del nuevo Consejo general (CG XXII), la Hna. Mira recibió la llamada telefónica de la Madre Yvonne (ya que no se encontraba presente en el Capítulo)  donde se le comunicaba su nombramiento como Consejera  Visitadora por la Asamblea capitular. Un cargo que aceptó con disponibilidad y con fe  en “Aquel que nos ama y nos manda”.

Durante ese sexenio visitó las Inspectorías BOL, VEN, CSM, PAR, ARO, ABB, ABA, CIL, ITV.   Siendo nombrada por la Madre, como referente para la Conferencia  Interinspectorial CICSAL.

La asamblea capitular del CG XXIII le ha pedido continuar su servicio por otros seis años. La Hermana Mira, al dar su respuesta afirmativa a la invitación de la Madre, afirmó: «Creo en el Espíritu Santo, creo que actúa en la historia, en la Iglesia, en el Instituto, creo que podrá servirse de mí, su pobre instrumento. Me acojo a María para ser una buena discípula del Espíritu Santo y con esta certeza acepto».

¿Por qué “la visita”?

Las visitas  forman parte de la tradición de los Salesianos de Don Bosco y de las Hijas de María Auxiliadora.

Don Bosco tenía la necesidad de ver a sus hijos para animarlos, compartir con ellos la alegría, y “estar” en medio de ellos.  En sus visitas asumía con empeño el  “verlo todo, examinarlo todo y hablar familiarmente con todos, superiores y alumnos” (así se narra en sus memorias).  Cuanto más crecía la familia, más se extendía el corazón y el compromiso de visitar cada comunidad, así se permitía conocer “el buen espíritu que reinaba allí, para enterarse de las dificultades que sus hijos encontraban y para llevarles finalmente su palabra de consuelo y su consejo sabio y alentador”.  

Precisamente por todo ésto, él mismo recomendaba a Maín las visitas a las comunidades.


Las visitas de la Madre Mazzarello a las comunidades de las Hijas de María Auxiliadora se vivían con un espíritu de comunión, encuentro y alegría, una oportunidad que no siempre se poseía con todas las comunidades, sobretodo aquellas más lejanas.  Madre Mazzarello viajó mucho porque quería estar cerca de sus hijas, de su cotidiano vivir comunitario.  En sus visitas escuchaba a todas las hermanas, aconsejaba, estaba atenta a todo, y buscaba en todo que se conservara el espíritu del Instituto.  
Consideraba cada visita como un signo del amor de Dios, que acoge, da y se vive en lo concreto en las relaciones con cada hermana, con las comunidades, y con todo contexto y realidad circundante.

Hermanas visitadoras

En las Constituciones del “Instituto de las Hijas de María Auxiliadora” se expresa que la Madre General visitará las inspectoría y sus respectivas comunidades, en persona o bien por medio de las Hermanas Consejeras Generales.

Las Hermanas Consejeras Visitadoras tienen algunas tareas específicas, como la promoción de una relación constructiva y continua entre las inspectorías y la superiora general y su Consejo y estimular la colaboración entre las comunidades inspectoriales.  Asimismo, deben ofrecer al Consejo General un mejor conocimiento de las hermanas y de los lugares en los que se desarrolla la misión del Instituto, potenciar la acción apostólica y valorar la diversidad de culturas.  

Durante las visitas cobra gran importancia los encuentros personales y comunitarios, que deben suscitar un diálogo abierto y constructivo.


 

Podrán seguir el itinerario de la Hna. Mira Pece a través de esta misma página web, en la Sección Eventos“, como así también a través de los registros fotográficos que iremos subiendo en distintos álbunes del Facebook inspectorial:  https://www.facebook.com/fmaabb/

Les compartimos aquí el primer álbum, de su llegada a la Casa Inspectorial (17 de Febrero de 2017):  https://www.facebook.com/pg/fmaabb/photos/?tab=album&album_id=1312498195505496

Dejanos tu comentario, sugerencia o aporte