“El legado de Laura Vicuña da la vuelta al mundo”- Diario La Nueva – Ba. Bca.

La periodista Laura Gregoretti realizó una nota para el Diario La Nueva, de la ciudad de Bahía Blanca, sobre la figura de Laura Vicuña, la entrevistada fue en esta ocasión, la Hna. Elda Scalco, reproducimos parte de la nota, para leerla en su integridad pueden acceder a la fuente citada al pie de página.

 

La historia de la niña que ofreció su vida a Dios para salvar a su madre atrae a fieles de todo el mundo. Los últimos llegaron desde Corea del Sur.

 (…)
   La Hermana Elda Scalco, de la congregación de María Auxiliadora, analiza su vida y el por qué su legado posee tanta actualidad en el mundo de hoy, 113 años después de su muerte, en el libro “Laura Vicuña. Contexto histórico, cultural, religioso de ayer y hoy”.

   “Hice una licenciatura en Santiago de Chile y me di el lujo de escribir sobre una niña cuya vida fue puro amor y devoción para Dios y su madre. Laura tuvo una corta vida, plagada de sufrimientos, pero ella nunca dejaba de dar gracias y rezar, y ahí radica la vigencia de su mensaje de amor, por eso tanta gente viene hasta Bahía Blanca a visitar sus restos y conocer más de su historia”, cuenta.
   En la última revisión histórica de la vida de la beata, se conocieron detalles de su llegada a la Argentina y de su vida.


 (…)   Por ese entonces, se supo que la madre de “Laurita” era una simple costurera que al no tener un lugar para vivir con sus hijas, se unió a un conocido empresario de caballos de carrera, con mucho dinero, de unos 38-40 años, de nombre Manuel Mora y oriundo de Bahía Blanca.
   “La nena se dio cuenta de lo que era este hombre. Un alcohólico y violento que solía pegarle a la madre al punto de hacerla su esclava y marcarla con los hierros que usan para los animales y así presumir que  ella era ‘de su propiedad’. (…)
   Tal era el odio y la lujuria con la que este hombre miraba a la pequeña, que se las ingeniaba para huir cuando él llegaba, que terminó por internarla en el colegio de pupilas de María Auxiliadora que estaba recién inaugurado, en pleno casi desierto de Junín de los Andes.
(…) Era una niña mortificada y sufrida, hacia de todo para agradar a Dios para que su madre saliera del pozo donde estaba e hicieron que la nena ofreciera su vida para que su madre volviera a vivir como una mujer digna”, resumió la Hermana Elda.

Sus recuerdos

   -Los testimonios de la época cuentan que la nena solía decirle a sus compañeras de colegio: “Si jesús dio la vida por sus ovejas, por qué no la puedo dar yo por mi mamá”? 
   -A su madre, a la que amaba profundamente, le confesó cuando la tuberculosis ya estaba muy avanzada: “Mamá hace dos años – ella tenia 10- yo le entregué mi vida a Jesús para que usted deje a ese hombre, se salve y emprenda una vida digna”. 
(…)
  -En 1950 trajeron sus restos para una revisión histórica con los doctores Esandi y González Codoni ,el obispo, 3  sacerdotes y un secretario. Concluyeron que era una niña muy chiquita, muy sufrida y enferma.

 

FUENTE: La Nueva  “El legado de la Beata Laura Vicuña da la vuelta al mundo”

Dejanos tu comentario, sugerencia o aporte