II Encuentro Nacional de Juventud – Rosario 2018

Con el objetivo de “compartir, revisar y celebrar los frutos del Proceso de Revitalización de la Pastoral de 

Juventud,  relanzando toda la juventud, de una manera planificada, a vivir una “Iglesia en salida” renovando la opción preferencial por los jóvenes, saliendo a su encuentro como discípulos y misioneros porque el Dios de la vida que ama a los jóvenes nos llama en este tiempo histórico, a ser protagonistas en la construcción de la civilización del amor” se 

celebrará durante tres días el II Encuentro Nacional de Jóvenes, en la ciudad de Rosario, Santa Fe.  Organizado por la Pastoral de Juventud Nacional, el encuentro busca generar un espacio de escucha donde compartir la vida y el testimonio del encuentro con Cristo, poder evaluar y relanzar el proceso de revitalización de las Pastoral de Juventud Argentina,  reflexionando a la luz Bicentenario de la Independencia de nuestra Nación, cuáles serán algunos rumbos concretos de compromiso como discípulos misioneros que podemos asumir como juventud de Argentina, la invitación es lanzarse como jóvenes argentinos a la organización de un “lío organizado” que “nos dé un corazón libre, que nos dé solidaridad y esperanza.”

 

 El lema del Encuentro “Con Vos renovamos la historia”, fue elegido en  la XXIX Asamblea Nacional de
Juventud desarrollada en la ciudad de Tucumán durante el día 18 de junio.  El lema es una invitación a renovar, revitalizar, la historia partiendo del encuentro con uno mismo, con los demás y con Jesús. Al decir “Con Vos” pensamos en Jesús y en los jóvenes. Al referirnos a Jesús, incorporamos el marco cristológico. Hacemos referencia a que la revitalización/renovación se hace partiendo del encuentro con Jesús, como opción suscitada por el impulso del Espíritu Santo. Cada joven, en un momento de oración podrá decirle a Jesús: “Con Vos renovamos la historia”.

La Pastoral Juventud Nacional así explica la creación del lema:

Al referirnos a los jóvenes, buscamos que sean ellos los verdaderos protagonistas de la
revitalización, porque serán ellos, junto a otros jóvenes, quienes la impulsarán y la llevarán
adelante. Teniendo en cuenta esto, podemos ver como el lema nos invita a lo comunitario. Nos
muestra que es imposible revitalizar, dar nueva vida, solamente partiendo de lo individual. Nos
invita a salir del individualismo y pensar en un proyecto colectivo. Nos invita a pensar en
nuestra comunidad, en aquellos con los que nos prepararemos para vivir el Encuentro Nacional
de Juventud. También nos hace sentir parte de algo más grande, ya que podemos reconocer
que hay otros con los que caminaremos juntos

¿Qué es lo que queremos renovar/revitalizar? ¿A qué queremos darle nueva vida? Estas
preguntas surgen al leer el lema. Queremos darle nueva vida a “la historia” entendida desde
tres perspectivas: mi historia personal (yo), la historia de nuestra comunidad juvenil (nosotros)
y la historia de los otros (el prójimo). Como fruto del Encuentro Nacional, buscamos reflexionar
a la luz del Bicentenario de la independencia de Argentina, cuáles serán algunos rumbos

concretos de compromiso como discípulos misioneros que podemos asumir como juventud
argentina. Para esto, creemos necesario suscitar procesos de conversión personal y
comunitaria, para que, mediante la transformación de nuestra acción pastoral, podamos
transformar la realidad. En este fruto, vemos como se fueron transformando estas distintas
historias: la conversión personal revitaliza mi historia, la conversión comunitaria revitaliza la
historia de mi comunidad, y la transformación de la realidad revitaliza la vida de los otros, de mi
prójimo necesitado.

 

Para mayores informaciones (inscripciones, materiales preparatorios, contenidos, etc.) II Encuentro Nacional de Jóvenes – Rosario 2018

Dejanos tu comentario, sugerencia o aporte