Asamblea Extraordinaria del MJS Argentina

“Os invito, mis jóvenes queridos, a cuidar y fomentar esa experiencia vibrante que es la oración como diálogo con Dios. Y después seguid siendo generosos en vuestra vida, seguid ofreciendo vuestro tiempo y vuestras cualidades a otras muchas personas, seguid buscando el modo de crecer en vuestra vida interior y dejaos ayudar y acompañar por quienes puedan regalaros, porque antes lo han vivido, este don que es el estar abiertos a la escucha y con el corazón preparado para acoger lo que Dios, por medio de su Espíritu os susurre en lo profundo de vuestro ser.”

Don Ángel Artime Fernández a los jóvenes (Enero 2018)

 

Argentina – “En tu abrazo, somos Movimiento”: Asamblea Extraordinaria del Movimiento Juvenil Salesiano

 

En el Colegio “Domingo Savio” de Córdoba Capital, se realizó la Asamblea Extraordinaria del MJS.  Participaron de la misma los referentes inspectoriales de Argentina (70 jóvenes) , los días 26, 27 y 28 de octubre.

Los jóvenes participantes representaban a las cinco inspectorías salesianas de las Hijas de María Auxiliadora (Argentina Rosario, Argentina Buenos Aires, Argentina Bahía Blanca) y los Salesianos de Don Bosco (Argentina Sur y Argentina Norte), además de ellos se hicieron presentes los representantes del SAS (Secretariado Argentino Salesiano) y pastoralistas, como así también los representantes de la RIA (Reunión de Inspectores Argentina).

Frutos de la Asamblea Extraordinaria…

  • Definición de una Comisión Nacional del MJS (común a todas las inspectorías),
  • Criterios comunes de designación de sus integrantes.
  • Aprobación de la renovación de la Carta de Identidad del MJS, con su orgánica.

El camino previo a esta Asamblea Extraordinaria estuvo dado por el último encuentro (Asamblea Nacional 2017), donde se había previsto la relectura de la carta de identidad del MJS, y los modos de actualización según la realidad de cada zona, quedando pendiente el proyecto orgánico nacional que se concretizó en la presente Asamblea.

Durante estos días hubo momentos de encuentro desde la oración, desde el compartir las propias experiencias y realidades, y también pequeños stands de presentación de cada MJS Inspectorial.  La Eucaristía final fue celebrada por el P. Inspector de Argentina Norte, P. Gabriel Romero.

 

Compartimos las resonancias de Huilén Pergolesi (joven de nuestro equipo inspectorial MJS), quien desde las redes sociales manifestaba su sentir y vivir este momento tan relevante para todo el Movimiento:

 

“Movimiento Juvenil Salesiano. Tres palabras, una sigla, taaaaaanta vida.  Nos encontramos, es desde ahí desde donde queremos construir.  Nos identificamos diversos en múltiples aspectos, pero no por eso dejamos de sentirnos parte; de alguna manera a todos “nos parió el Movimiento”

¿Qué es aquello que podemos intercambiar para enriquecernos? ¿Cuál es el centro, las certezas comunes desde las que, en cualquier punto del país, avanzamos como MJS? Así arrancamos, reconociéndonos tan distintos e iguales, complementarios; abrazando lo que somos para darle forma a eso que queremos y necesitamos.
Criterios comunes, animación, participación, estructuras… Y ¿para qué queremos lo que queremos? ¿cómo lo queremos? ¿con quiénes lo queremos? Parecen preguntas sencillas, pero no hay respuesta única y posible, como tampoco hay expresión juvenil idéntica a otra y, sin embargo, cuán maravilloso poder descubrir y agrupar coincidencias. ¡Cuántas!
Fue un fin de semana de percibirnos todos en un mismo camino, fueron días de escucha, diálogo y construcción. Las propuestas eran tan variadas como los territorios inspectoriales y aún así, consensuamos. Algunas veces mejor que otras. Votamos, intervenimos, volvimos a votar. Aceptamos propuestas y rechazamos otras. Construimos, definimos el punto que faltaba y confirmamos los ya elaborados. Y aunque era consciente de dónde estaba, creo que hasta que no se dio ese último aplauso, donde la emoción erizaba la piel, no dimensioné totalmente lo que significaba esa Asamblea, lo que significa hoy tener una nueva Carta de Identidad. Escrita por y para nosotros, jóvenes protagonistas de este tiempo. Una carta que nos define, nos identifica pero que, sobretodo, nos invita a vivirla cada día, como dije en comisión: el desafío es volverla experiencia, y hacia ahí vamos. Una carta fruto de mucho trabajo, oración y discernimiento. Una carta que se renueva, como nos renovamos jóvenes, laicos y consagrados después de todo lo compartido, como nos renovamos en cada encuentro, en cada abrazo y sobretodo en ese, en el abrazo de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, en el que somos Iglesia Joven, y hoy, nuevamente, somos movimiento 👣”

 

Compartimos una galería de imágenes y videos, cuyas fotografías pertenecen a Yolanda Barrios, Huilén Pergolesi, y otras que fueron compartidas desde los espacios de ANS.

 

Dejanos tu comentario, sugerencia o aporte