#Fiesta: 120 de las Hijas de María Auxiliadora en Junín de los Andes

La comunidad de Junín de los Andes invitan a la celebración por los 120 años de la presencia de las Hijas de María Auxiliadora en esa localidad. Habrán actividades jueves 23 y viernes 24 de mayo, que culminará con peregrinación, misa y un té para ex alumnas y ex alumnos.

En el día de María Auxiliadora agradeceremos su acompañamiento como comunidad y le pedimos que continúe haciéndonos sentir su presencia.

También sentimos el acompañamiento de la pequeña Laura Vicuña, lugar donde pasó sus últimos días y por la cuál continuamos rezando por su pronta canonización.

UN POCO DE HISTORIA

Las hermanas llegaron a Junín de los Andes el 29 de enero de 1899, justo el día de San Francisco de Sales, patrono de las 2 congregaciones, según consta en la cronica de la nueva casa que expresa: “Fundóse esta nueva casa el 29 de enero del año 1899, bajo el pontificado de León XIII. Arzobispo doctor Mariano Antonio Espinosa. Obispo Vicario Apostólico de la Patagonia y representante de don Rúa superior General Monseñor Juan Cagliero. Cura Párroco y director del Colegio Salesiano, reverendo Padre Domingo Milanesio. Siendo presidente de la República, Julio Roca; gobernador del territorio, señor Franklin Rawson; comisario del Departamento, Carlos Álvarez y juez de Paz, Mariano Lamadrid”.

Ese mismo día, la cronista apuntó: “Llegamos a Junín donde encontramos una casita algo amueblada”.

Las hermanas de la nueva comunidad, Ángela Piai y Rosa Azócar, con la aspirante Carmen Opazo y la joven Francisca Mendoza se ubicaron en una modestísima casa contigua a la misión salesiana, que había edificado para ellas el Padre Augusto Crestanello, personal de la misión desde 1897. Al día siguiente, tras ellas, llegaron las carretas y catangos con la carga de enseres para los dos colegios.

Los vecinos se acercaron y las recibieron con entusiasmo y cariñoy, al otro día, el patio ya estaba ocupado por un grupo de niñas.

La tarea de acondicionar la casa como para que funcionara una escuela, fue muy ardua. No había elementos. A pesar de los inconvenientes, el 19 de marzo de 1899 iniciaron las clases con 10 alumnas internas y 9 externas. Debido a la extrema pobreza de las muchas familias indígenas, chilenas y argentinas de los alrededores, las alumnas se recibieron como gratuitas o semi-gratuitas, debiendo darles además, la ropa y útiles escolares, lo que ocasionaba grandes gastos y sacrificios a las hermanas y a la misión salesiana de la cual dependian. Aunque escasa, hubo ayuda y limosnas por parte de personas bien intencionadas.

(Extraído de Reseña Histórica de cada comunidad desde los inicios hasta el año 2000. Tomo II)

Dejanos tu comentario, sugerencia o aporte