Consejera para las Misiones del Instituto FMA

La Consejera para las Misiones del Instituto FMA es sor Ruth del Pilar Mora.

Roma (Italia). Sor Ruth del Pilar Mora es la Consejera parar las Misiones del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora.

Sor Ruth del Pilar Mora nace en Labateca, Norte de Santander en Colombia, el 6 de septiembre de 1966. Un pueblo pequeño, de gente sencilla, trabajadora y de gran amor a la Virgen. Los padres, comerciantes, le enseñan inmediatamente a “arremangarse” y a trabajar con gran atención a los pobres.

Fue recibida en el Colegio Agueda Gallardo de Villamizar, Pamplona, al Norte de Santander, Colombia, Institución pública, gestionada por las Hijas de María Auxiliadora, donde frecuentó los tres últimos años de la Escuela  Superior. Pronto se sintió fascinada por la alegría de las hermanas y por su amor a las/los niñas/os pobres del oratorio, y comenzó con 14 años a formar parte del grupo mariano y del Oratorio Festivo.

En 1983 inició el camino de formación en el Instituto FMA, en el Centro de Orientación Vocacional de Medellín, Colombia, en la Inspectoría María Auxiliadora.  Tenía 16 años. En el camino formativo conoció a hermanas enamoradas de Jesús, del carisma, de los pobres.

Hizo la Profesión Religiosa el 6 de enero de 1988 y en seguida inició la primera experiencia como FMA en la Casa Mamá Margarita, en Medellín, Colombia, donde permaneció un año y medio, y vivió una intensa formación sobre todo en el aprendizaje práctico del Sistema Preventivo en contacto con niñas y chicas pobres y en situaciones de riesgo.

En 1989 inició la experiencia formativa en la Pontificia Facultad de Ciencias de la Educación “Auxilium”, consiguiendo la Licenciatura en Ciencias de la Educación con especialidad en Sociología. De las profesoras aprendió el compromiso en el estudio en vistas a la misión educativa, la apertura y el respeto a las culturas, la pasión por el oratorio, el sentido de pertenencia a la Iglesia, al Instituto y al territorio. Hizo la Profesión Perpetua en Mornese en 1994.

En 1995 formó parte de la comunidad del Centro de Espiritualidad Villa Mazzarello, en el Retiro Antioquía, el centro de acogida para la formación y evangelización de las/los jóvenes.

En 1996 fue encargada de Coordinación de la Pastoral en la Normal Superior María Auxiliadora de Cúcuta, Colombia.

En 1997 llegó a Roma para colaborar en el Ámbito de Pastoral Juvenil con Sor Georgina McPake, Consejera para la Pastoral Juvenil. Toda una escuela permanente de interculturalidad con sor Georgina, una persona de escucha y pasión por las/los jóvenes y por los pobres.

En 2003 volvió a la Inspectoría de origen, después del Capítulo General XXI, y fue destinada a la casa de misión Santa María la Nueva del Darien donde estuvo sólo un año con el objetivo de discernir la Misión ad Gentes.

En 2004 fue a Roma a la Casa Generalicia FMA, frecuentó algunos cursos en la Urbaniana y fue destinada como misionera a la Inspectoría Nuestra Señora de la Esperanza AFE (Kenia, Ruanda, Tanzania, Etiopía, Sudán).

Fue animadora de la Comunidad de Embu, un internado para chicas que frecuentaban la Escuela Superior y la Escuela Técnica. Allí estuvo dos años.

En 2007 fue transferida a la Casa Inspectorial de la Inspectoría AFE como Animadora y Vicaria Inspectorial.

En 2009 – 2010 acompañó en el lugar el camino de constitución de la Nueva Visitaduría María Auxiliadora AES (Etiopía-Sudan-Sur Sudan). Su primer destino fue Wau, en el Sur-Sudán, y después Adwa como Animadora de la Comunidad, Kidane Mehret, Etiopía, un contexto de hermanos y hermanas cristianas/os de Rito Gezz y de musulmanes. Fue la experiencia de una pequeña comunidad de fe donde profundizó el valor de una presencia sencilla, de apertura a la convivencia cotidiana con laicas/os en comunidad, una misionariedad hecha de gestos, de apertura a la intercongregacionalidad, de gran amor a los pobres. En este tiempo fue Vicaria de la Visitaduría AES.

Del 2016 al septiembre de 2020 fue responsable de la Visitaduría AES, Etiopía, Sur Sudan y Sudan, 10 comunidades interculturales, intergeneracionales en tres países con muchos retos a nivel socioeconómico, político, educativo. Comunidades muy abiertas a las/los voluntarias/os, a las necesidades de los pobres, a mujeres que trabajan en los campos, a millares de niñas/os sedientos de aprender, refugiados, explotados, laicas y laicos que comparten con nosotras la misión, voluntarios/as provenientes de muchas partes del mundo, maestros, enfermeros, doctores… De muchos aprendió siempre la importancia de un encuentro sencillo y gratuito

En septiembre de 2020 la Madre la nombró Inspectora de la Inspectoría Nuestra Señora de la Esperanza – AFE.

El 8 de octubre de 2021, en la memoria de la Bienaventurada Virgen María del Rosario, durante el Capítulo General XXIV, fue elegida Consejera para las Misiones.

Se confió al Señor y a la Virgen para continuar yendo hacia las nuevas fronteras del Evangelio, abiertas siempre a las novedades del Espíritu que ¡sopla donde quiere! “Soy misionera, por esto digo sí”, ha respondido a la Madre, después de la elección.

Siempre y en todo lugar, INSIEME a las/los jóvenes (un nosotros abierto), Misioneras de alegría y esperanza.

Dejanos tu comentario, sugerencia o aporte