Historia de nuestra Inspectoría

angela-vallese
Hna. Angela Vallese

El origen de la Inspectoría podemos decir que se remonta al año 1880, cuando llegaron a Carmen de Patagones las primeras seis Hermanas misioneras provenientes de Uruguay y Buenos Aires y presididas por la Madre Ángela Vallese. En pocos años esta pequeña semilla se multiplicó a lo largo y ancho de la Patagonia, que fue testigo de la entrega heroica, sacrificada e incondicional de numerosas religiosas que se entregaron sin medir sacrificios, a la evangelización y promoción humana de los niños, jóvenes y adultos, en las incipientes poblaciones patagónicas de entonces: Viedma, Guardia Mitre, Bahía Blanca, General Roca, General Conesa, Rawson, Fortín Mercedes, Junín de los Andes, Trelew, General Acha.

Canónicamente la Inspectoría, como tal, fue eregida el 16 de febrero de 1925, con sede en la Casa de Bahía Blanca, calle Rondeau 75, desprendiéndola de la Inspectoría San Francisco de Sales de Buenos Aires. La Madre Delfina Ghezzi fue nombrada primera superiora.

A partir de entonces y hasta el año 2000, se abrieron las Casas de Ingeniero White, Comodoro Rivadavia, el Noviciado Sagrado Corazón en Bahía Blanca, los Hospitales de Viedma y Comodoro Rivadavia, el Sanatorio y Maternidad del Sur en Bahía Blanca, los colegios de Stroeder, Bariloche, Villa Regina, Neuquén, Pampa del Malleo, las presencias en Saldungaray, Casa Salesiana en Fortín Mercedes, las comunidades de inserción de Chos Malal y TrelewBarrio Corradi, la Casa de Formación en Bahía Blanca.

Con el correr de los años y por diversos motivos se dio también la redimensión de estas obras y se retiraron las comunidades de los Hospitales de Comodoro, Viedma y Bahía Blanca, Salesianos de Fortín Mercedes y de los Colegios de Stroeder, Ingeniero White y Pampa del Malleo que pasaron a otras administraciones. Además la escasez del personal religioso determinó el retiro de las Comunidades religiosas de las escuelas de Neuquén, General Acha, María Auxiliadora de Bahía Blanca, Neuquén, Villa Regina, Trelew, Rawson y la gestión desde la Inspectoría.

Comunidad San José
Fue inaugurada el 24 de febrero de 2001. Después de discernir como Consejo Inspectorial y consultando a las comunidades se decidió la creación de la nueva Casa Provincial, proponiendo la adaptación de los ambientes del primero y segundo piso de la Casa Madre Mazzarello sobre las calles Vieytes y Gorriti, en los cuales funcionaban ya las oficinas de la Inspectoría.
Se eligió como protector a San José y se denominó la nueva Casa “Madre Elvira Rizzi” como recuerdo y homenaje a quien fuera desde el año 1919, Profesora primero y luego, a partir de 1929, directora del Colegio María Auxiliadora, sede entonces de la Casa Inspectorial y vicaria inspectorial hasta 1931 en que fue nombrada inspectora, sucesivamente en Chile y Buenos Aires. En 1938 fue llamada a formar parte del Consejo General como Consejera y luego Vicaria General del Instituto desde 1943 a 1955.
El sentido de la formación de la nueva comunidad fue ofrecer un ambiente comunitario más acorde con las necesidades reales de la tarea inspectorial con flexibilidad de horarios y hospitalidad a las hermanas, laicos y jóvenes que a menudo vienen por reuniones, trámites, encuentros, etc. También la posibilidad de vivir una fraternidad y oración en comunión profunda y abierta a la misión.
Conformaron la primera comunidad las hermanas Consuelo Álvarez, Elba Azurro, Eulalia Briceño, Elsa Lobos, Martha Maidana, Cristina Pella, Sara Sánchez y como directora la Hna. Haydée Del Piero.
En el año 2014 se cierra la comunidad “Elvira Rizzi” unificando la comunidad con la Casa Madre Mazzarello de la misma ciudad y en el año 2016 el Consejo Inspectorial solicita al Consejo General la reapertura de la Casa Inspectorial con el nombre “San José”.
Este año celebramos 30 años y queremos renovar el compromiso de ser una comunidad al servicio de la misión Inspectorial, manteniendo la cercanía con las comunidades y acompañándonos en este tiempo en que caminamos hacia una única inspectoría como Argentina.