Saludo de Bienvenida a la Hermana Marta

Al finalizar la Eucaristía en la que la Hermana Marta inició su servicio como provincial de nuestra Inspectoría, la Hermana Silvia Heit realizó la lectura del protocolo enviado por Madre Yvonne, y a continuación le dio la bienvenida con las siguientes palabras:

P1010575Hoy es un día muy especial para nosotros. Estamos celebrando el inicio del servicio de animación de nuestra querida Hna Marta.

Primero, quiero agradecer a Jesús, y a ella por aceptar con fe y sencillez esta misión. También agradecer a las Hermanas de Buenos Aires que han acompañado este «SÍ» de la Hna Marta.

Varios meses de oración, cariño y expectativa han servido para amasar esta llegada. ¡¡¡Sí!!! hace tiempo que te estábamos esperando, ya que tu presencia entre nosotras nos da esperanza para seguir el camino. Miramos agradecidos lo mucho o poco que pudimos caminar y, con Francisco, decimos que nada nos robe la esperanza, nada aplaste los brotes de vida nueva que están naciendo.

Tu presencia serena, cercana, fraterna y en alpargatas (o en mangas de camisa, como Don Bosco quería a sus salesianos), señalando la sencillez de la vida compartida, nos anima en este proceso de ir conociéndonos, de ir entretejiendo los diversos colores y texturas de los hilos de nuestras vidas.

También celebramos, pasado mañana (16 de febrero), los 90 años del inicio de nuestra Inspectoría, no sin dificultades, por cierto, pero con la certeza de que la semilla cultivada con fe y audacia en terreno fértil ha crecido gracias a la acción del Espíritu y a la fe de generaciones de HMA y laicos capaces de apostar por la educación y de arriesgarse frente a situaciones de frontera.

¡Seguramente recordaremos este comienzo de tu servicio por la feliz coincidencia de los 90 años!

¡¡¡Bienvenida Hna. Marta!!! Ésta es tu casa. Ésta es la porción de Instituto que te ha tocado y donde queremos asegurar la contribución de nuestro granito de arena. Somos compañeros de camino junto a los laicos y jóvenes, somos peregrinos en esta tierra patagónica, somos tierra fértil sellada con la santidad de Laurita, Ceferino y Don Zatti, tierra que quiere ser rebautizada por la fuerza del Espíritu y por el carisma salesiano.

P1010594Hna. Marta queremos asegurarte que no estás sola en este camino. Todas las comunidades educativas estamos con vos, intentando seguir las huellas de Jesús resucitado, que hoy nos invita a ampliar la mirada, a ser misioneros de alegría y esperanza con los jóvenes, a redoblar los esfuerzos y la confianza para que, como nos repitió varias veces el Papa Francisco, no dejemos la Patagonia.

Para sellar este comienzo, lo hicimos con la celebración del acto culmen que es la Eucaristía, centro de nuestras vidas. Pero también queremos hacerte entrega de la imagen del buen Pastor, de ese buen Pastor que da la vida por las ovejas, ese buen pastor que acompaña, que señala, que corrige, que anima y que trae en sus brazos a la que se fue del camino.

Que la Pastorcita del Sueño de Don Bosco, la madre que dio Jesús a Juanito Bosco, siga siendo la maestra y guía en toda tu vida y en tus decisiones.

Hna Silvia Heit

febrero 15, 2015

Dejanos tu comentario, sugerencia o aporte