Saludo Pascual de la Madre Yvonne

¡Feliz Pascua en el AMOR y la alegría de Jesús Resucitado!

Roma (Italia). La Madre General del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, sor Yvonne Reungoat, envía un mensaje de video a todas las Comunidades Educativas y a la Familia Salesiana, augurando una Pascua de alegría y de Resurrección.

MENSAJE DE PASCUA 2021 DE MADRE GENERAL

Me regocijo siempre en estas citas que me permiten “encontrarme” con ustedes, queridas hermanas, y también con muchos/as jóvenes, laicas y laicos de nuestras comunidades educativas y además, a través de los canales de las redes sociales. Es una oportunidad de sentirnos en comunión, a pesar de las distancias. […].

¡Jesús ha resucitado y vive para siempre!

Mi deseo es el anuncio de alegría con el que el Papa Francisco inicia la Exhortación Apostólica Christus Vivit, dirigiéndola a todos, no solo a los jóvenes: “Vive Cristo, esperanza nuestra, y Él es la más hermosa juventud de este mundo. Todo lo que Él toca se vuelve joven, se hace nuevo, se llena de vida. Entonces, las primeras palabras que quiero dirigir a cada uno de los jóvenes cristianos son: ¡Él vive y te quiere vivo! Él está en ti, Él está contigo y nunca se va. Por más que te alejes, allí está el Resucitado, llamándote y esperándote para volver a empezar. Cuando te sientas avejentado por la tristeza, los rencores, los miedos, las dudas o los fracasos, Él estará allí para devolverte la fuerza y la esperanza (ChV. 1-2)

Mi mejor deseo para cada uno de vosotros, para vuestras familias, para las comunidades educativas, está todo contenido en la mirada de esperanza y en el mandato misionero: compartir la Pasión y Muerte de Jesús nos lleva a compartir su Resurrección, que nos hace discípulos y apóstoles: no podemos guardarnos la experiencia de vida que nace de la Cruz; ¡Es un regalo para compartir lo más ampliamente posible! […]. Dios sigue diciéndonos: «He aquí, yo hago nuevas todas las cosas» (Ap 21,5).

La esperanza es la fe que se proyecta hacia el futuro, es el amor que abraza todo el dolor del mundo para aniquilarlo, sumergiéndolo en la Resurrección de Jesús.

Agradezco sinceramente a cuántos en los últimos días se han hecho presentes con buenos deseos a través de las redes sociales, el correo electrónico, el correo tradicional, o por otros medios: vuestros deseos me han traído el aroma de la fraternidad, de un abrazo que nos reúne a todos bajo el manto de la Auxiliadora y nos hace testigos de esperanza y alegría.

¡Santa y gozosa Pascua!

Suor Yvonne Reungoat

Madre Genaral – Instituto Hijas de María Auxiliadora

Dejanos tu comentario, sugerencia o aporte